No hace mucho, la gente elaboraba sus propios jabones en casa, con fórmulas sencillas y económicas, que servían para asearse y lavar la ropa. Pero ya hace años que estos han sido sustituidos por detergentes  y suavizantes industriales, cada vez más agresivos y con componentes más irritantes que provocan un sinfín de problemas (como alergias, dermatitis atópica o eczemas). Además, actualmente las casas se limpian con lejía, limpiadores y desinfectantes cada vez más agresivos y tóxicos, a los cuales hay que sumarles los ambientadores, cuyos componentes causan infinidad de problemas de salud (problemas respiratorios, dolor de cabeza, irritación de mucosas, ojos y piel...).

Por lo tanto la limpieza y mantenimiento de nuestro hogar y el lavado y planchado de la ropa son actividades que implican una gran cantidad de productos altamente tóxicos y que debemos sustituir. Está en nuestras manos dejar de utilizar estos productos tóxicos que nos venden como imprescindibles y escoger productos que protejan nuestra salud y el medioambiente.

Deberemos escoger productos de origen vegetal y a poder ser orgánicos certificados y además sin aroma. Si tenemos Sensibilidad Química Múltiple (SQM), no es suficiente cambiar los productos convencionales por otros inodoros pero cuyos ingredientes también sean químicos o sintéticos. Además en ningún caso es recomendable utilizar cosméticos ni productos de limpieza con fragancia, porque incluso los ecológicos emiten sustancias químicas no declaradas en sus ingredientes.

LIMPIEZA DE LA ROPA

  • Deberemos escoger detergente líquido o en polvo que sean de base vegetal y sin aroma. No podrán contener fragancias, aceites esenciales, colorantes, conservantes, enzimas, fosfatos ni ingredientes derivados del petróleo.
  • Bicarbonato sódico: uno de los múltiples usos del bicarbonato es suavizar la ropa. Podéis añadir 1/4 de taza de bicarbonato en el cajón del detergente de la lavadora para dejar la roba aún más limpia y suave (si se prefiere se puede poner directamente dentro del tambor de la lavadora). Es importante tener en cuenta que según la marca que utilicéis la calidad del bicarbonato es diferente.
  • Quitamanchas: si la ropa tiene manchas, deberán quitarse previamente a mano o podemos utilizar un quitamanchas ecológico como el percarbonato de sodio puro y a 40º elimina todo tipo de manchas (café, frutas, vino, etc.). Además mata gérmenes y bacterias y, si se utiliza regularmente, mantiene el blanco de la ropa.
  • Planchado de la ropa: también son importantes los materiales de la tabla de planchar, y en especial la funda. Existen tablas de planchar de madera de fresno maciza sin tratar, que son una buena opción y además fundas para la tabla de planchar hechas de algodón, sin formaldehído y sin los tintes tóxicos que llevan las fundas convencionales. Las fundas en concreto son imprescindibles para planchar sin inhalar humos tóxicos.

LIMPIEZA DEL HOGAR

Es importante utilizar productos ecológicos para limpiar nuestra casa y también intentar concienciar a las comunidades de vecinos, centros sociales, lugares de trabajo y escuelas de nuestro entorno de que existen alternativas más saludables para todos. Lo más sencillo y económico es dejar de utilizar lejías y demás productos convencionales de limpieza, que son altamente tóxicos, y limpiar con bicarbonato, vinagre, limón y agua.

Otros productos muy prácticos son los paños de microfibra, que limpian y quitan el polvo sólo con agua, sin utilizar productos químicos. Son muy eficaces e ideales para quitar el polvo; y la mopa, para limpiar el suelo en lugar de barrerlo, así evitamos levantar polvo. Se recomiendan especialmente para personas alérgicas, asmáticas y con SQM. 

Para lavar los platos, además de utilizar un lavavajillas a mano ecológico, es importante tener en cuenta que los estropajos convencionales llevan formaldehído, que se adhiere a los platos y luego lo ingieres con la comida. Si lavas los platos a máquina, en Ecotienda El Agua disponemos de pastillas sin fosfatos para tal fin.

Y para perfumar nuestra casa, no hay nada mejor que usar plantas aromáticas, inciensos y esencias naturales.